El sueño

Año de Composición: 1925

Alejandro Villalobos Arenas (1875-1938)

Duración aproximada: 3′ 24′′

Acerca de la obra y su autor:

Alejandro Villalobos Arenas fue un compositor y director de banda santandereano cuya trayectoria inicial estuvo ligada a la actividad de las bandas militares entre finales del siglo XIX y comienzos del siglo XX, llegando este músico a participar en la Guerra de los Mil Días. Posteriormente, Villalobos se radicó en Bucaramanga, siendo considerado allí como una de las personalidades musicales más destacadas de su tiempo. Al respecto señala el investigador Jaime Cortés, en su libro La música nacional y popular colombiana en la colección Mundo al Dia (1924-1938), que Emilio Murillo dedicó el pasillo Bumangués, que fuera publicado en dicha colección, a Alejandro Villalobos, “quien descollaba en la vida musical santandereana”. Una de sus principales actividades en este periodo fue su ejercicio como director de la banda del Regimiento Ricaurte en Bucaramanga. Por otro lado, comenta la investigadora Johanna Calderón, la obra de Villalobos “muestra claramente un compromiso intenso con la implementación de formas y estilos propios de la música académica europea del siglo XIX dentro de la práctica musical de la provincia colombiana”. Y añade: “Esta tendencia se ve confirmada por la continua correspondencia que mantuvo con el compositor colombiano y director del Conservatorio Nacional, Guillermo Uribe Holguín”. No obstante, también incursionó en la música de entretenimiento. Es el caso del fox-trot El sueño (1925), una muestra de la influencia de la música extranjera, en este caso de un género bailable de moda que gozó de amplia popularidad durante las primeras décadas del siglo XX en nuestro país. Los temas musicales de El sueño fueron empleados por el mismo Villalobos para la composición de su Obertura Colombia, quizás su página musical más difundida gracias a la grabación que de ella realizara la Banda Sinfónica de la Policía Nacional en 1962. Volviendo al foxtrot El sueño, llama la atención que el guion de esta pieza apareció, en su momento, en la publicación periódica Tierra Nativa.

La adaptación para banda del fox-trot El sueño fue realizada a partir de un juego de partes instrumentales originales, escritas para un formato que actualmente resultaría bastante reducido: flautín, clarinete requinto, clarinete 1-2, cornetín 1-2, fliscorno alto 1-2, fliscorno barítono solo, fliscorno barítono 1-2, saxhorn 1-2, fliscorno bajo y batería (percusión). Adicionalmente se realizó la consulta del guion publicado en Tierra Nativa. Allí se indica que se trata de un “fox-trot colombiano” y aparece la siguiente dedicatoria: “a mis queridos y nobles compañeros de la banda de músicos del regimiento Ricaurte No 3, afectuosamente”. La pieza está escrita en dos secciones claramente diferenciadas que, una vez interpretadas, son escuchadas nuevamente. La denominación de “fox-trot” se debe principalmente a la segunda de dichas secciones, la cual presenta un tema pegajoso y se caracteriza por tener un ambiente más jovial. La primera sección parece servirle como introducción y allí, la percusión tan solo interviene brevemente. A partir de la audición de ejemplos musicales de fox-trot compuestos por autores nacionales y teniendo en cuenta que la percusión original fue escrita de manera más bien somera, para la segunda sección se ha añadido una línea con un patrón característico de fox-trot que puede tocarse empleando el platillo suspendido o un hi-hat. Una alternativa adicional puede ser el uso de una caja china para tocar esta línea en una de las repeticiones. Se han mantenido las indicaciones dinámicas de la partitura original, las cuales presentan contraste entre ff y pp; eventualmente es posible proponer interpretaciones de la obra con una gradación dinámica que incluya niveles intermedios de intensidad.

Referencias:

Calderón, J. y Echeverri, D. Vida y obra de los compositores Alejandro Villalobos Arenas (1875-1938) y Jesús Alberto Rey Mariño (1956-2009), 2012. Documento inédito
Romero, A. Movete negra (fox-trot). En: De principio a fin… de siglo XX (2001). Nogal Orquesta de Cuerdas Colombianas [CD]. Bogotá, Colombia: Cooperativa de Trabajo Asociado Orquesta de Cuerdas Colombianas Nogal.

Grado de dificultad: 3.5

Agradecimientos:

Centro de Documentación e Investigación Musical de Santander – Universidad Autónoma de Bucaramanga

Gustavo Villalobos

Johana Calderón